Libros, lectura, escritura...

El blog de la biblioteca del IES Auringis pretende ser un medio a través del que la comunidad educativa pueda conocer todas las actuaciones que en torno a la lectura, la escritura, los libros, los autores… se llevan a cabo en nuestro Instituto. También se podrán compartir las opiniones acerca de los libros que estamos leyendo, las recomendaciones, las novedades… Poco a poco esperamos llenar de contenido un Blog que nace para quedarse. Aporta tus entradas, envíalas a biblioauringis@gmail.com y las publicaremos.

domingo, 29 de abril de 2012

Medio pan y un libro. Texto de Federico García Lorca leído por Manuel Valdivia Marchal

El texto fue leído el 23 de abril de 2012 con motivo de la entrega de premios del XXX Certamen literario del IES Auringis.
Nuestro agradecimiento a Sebastián Vivo que realizó el vídeo.

jueves, 26 de abril de 2012

23 DE ABRIL DÍA DEL LIBRO Y ENTREGA DE LOS PREMIOSDL XXX CERTAMEN LITERARIO DEL IES AURINGIS

El 23 de abril, en la biblioteca del Instituto, se entregaron los premios del XXX Certamen literario. El profesorado del Departamento de Lengua y el equipo directivo entregaron los diplomas y los premios a los ganadores. Valoraron el hecho de escribir y la calidad de los trabajos, además animaron a todos los participantes a seguir escribiendo. Los textos ganadores se pueden leer en este enlace: Textos ganadores

Para terminar el acto se leyeron algunos poemas y el ganador el primer premio de Bachillerato leyó un texto de Federico Gacía Lorca que reprodicimos a continuación:


Medio pan y un libro.

“Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. ‘Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre’, piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.
Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.
No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.
Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?
¡Libros! ¡Libros! He aquí una palabra mágica que equivale a decir: ‘amor, amor’, y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: ‘¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!’. Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.
Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema debe ser: ‘Cultura’. Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz.
Inauguración de la biblioteca de Fuente de Vaqueros (Granada). Septiembre 1931.

lunes, 23 de abril de 2012

VISITA AL CORRAL DE COMEDIAS DE ALMAGRO. Por Helena Arjona



El pasado miércoles 18 de abril, los cursos de 3º de ESO visitamos Almagro. Allí pudimos visitar el corral de comedias, donde presenciamos la obra francesa “El médico a palos”, pero en su versión española. El corral es de tipo renacentista, a techo descubierto, donde antiguamente se representaban también obras de teatro como ésta.
La plaza del pueblo es realmente bonita. Es donde se encuentra el teatro, además del museo y de muchísimos comercios y restaurantes. Almagro es un pueblo pequeño, pero caracterizado por la belleza de la comunidad manchega. Allí comimos.
Más tarde, fuimos a El Viso del Marqués, donde vimos el palacio renacentista de don Álvaro de Bazán. El palacio es actualmente el Archivo General de la Marina Española. Es precioso, también de estilo renacentista. Está pintado por todas partes. Todas las pinturas son mitológicas, en concreto, de la mitología latina. No solo se representan a los dioses romanos, sino también a don Álvaro, a su familia y a los que lo acompañaron en sus hazañas como guerreros y emperadores romanos. Visitamos también la capilla en la que descansan los restos de la familia de Bazán. Los efectos ópticos de las pinturas son increíbles: crean ilusiones.
El jardín es precioso. Se muestra una escultura de don Álvaro y su esposa, y el patio, con una fuente, es muy sencillo y muy elegante.
A la vuelta, paramos en Guarromán. Allí compramos los hojaldres típicos, que, aunque un poco caros (todo hay que decirlo) están deliciosos.
A la vuelta, hubo varios incidentes, ya que desparecieron los guantes del chofer y no cuidamos del autobús. Pero, en general, fue una visita inolvidable, muy divertida, gracias a don Manuel Sánchez, a Frankie, a doña María José y doña Mercedes del Departamento de Lengua.


Helena Arjona Morales.
3ºB